que_es_agricultura_eco_620x125En pocas palabras, la agricultura ecológica es un sistema agrícola que busca proporcionar al consumidor alimentos frescos, sabrosos y auténticos, respetando los sistemas de ciclo de vida naturales.

Se puede definir de manera sencilla como un compendio de técnicas agrarias que excluye el uso, en la agricultura y ganadería, de productos químicos de síntesis como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., con el objetivo de preservar el medio ambiente, mantener o aumentar la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales.

Para lograr esto la agricultura ecológica se basa en una serie de objetivos y principios comunes diseñados para minimizar el impacto humano sobre el medio ambiente, garantizando así que el sistema agrícola opera con la mayor naturalidad posible.

Algunas prácticas típicas de la agricultura ecológica incluyen:

 

  • La rotación de cultivos como un requisito previo para un uso eficiente de los recursos naturales.
  • Límites muy estrictos a los pesticidas químicos sintéticos, y al uso de fertilizantes sintéticos, antibióticos para el ganado, aditivos alimentarios y coadyuvantes de elaboración.
  • Prohibición absoluta de la utilización de organismos modificados genéticamente aprovechando los recursos in situ, tales como estiércol, el fertilizante o los piensos producidos en la granja.
  • La elección de especies vegetales y animales que son resistentes a las enfermedades y adaptadas a las condiciones locales.

Los agricultores orgánicos respetan el medio ambiente a través de:

El uso responsable de la energía y los recursos naturales.

  • El mantenimiento de la biodiversidad.
  • El mantenimiento de los equilibrios ecológicos regionales.
  • La mejora de la fertilidad del suelo.
  • El mantenimiento de la calidad del agua.

Mientras que la agricultura ecológica busca mantener la agricultura en contacto con sus raíces tradicionales y trabaja en armonía con la naturaleza, el procesamiento orgánico refleja una gran variedad de gustos y preferencias culinarias de los consumidores modernos.

Así, junto con la gama de frutas, verduras y carnes podemos encontrar:

  • Comida de bebé.
  • Vino elaborado con uvas orgánicas.
  • Cerveza.
  • Yogur.
  • Tortas.
  • Pasteles.
  • Pan.
  • Cereales de desayuno.
  • Galletas.
  • Carnes frías.
  • Jugo de frutas.
  • Frutas y verduras en conserva.
  • Comidas preparadas.
  • Café.
  • Té.

Ya que los agricultores orgánicos tienden a seleccionar variedades vegetales y animales menos conocidos  y con mayor resistencia plagas y enfermedades, podríamos afirmar que la transformación orgánica tiene una gama aún más amplia de productos de los que dispone.

 

Normativa y control de la agricultura ecológica

Enlaces de interés